Hoy, el diseñador gráfico es un profesional especializado e imprescindible para la comunicación de cualquier entidad, de hecho, su presencia en el mercado sería invisible sin la objetiva creatividad del diseñador. A continuación se exponen algunos comentarios traídos a propósito de situaciones experimentadas a lo largo del tiempo, con la intención de intentar iluminar ciertos aspectos de la relación profesional entre ambas partes.